martes, 11 de mayo de 2010

Depuración de aguas sólo con energía solar

Con la luz del sol se pueden depurar las aguas residuales.
La luz ultravioleta ha sido utilizada para la desinfección en las plantas de tratamiento de agua. Con la exposición a la radiación, con una lámpara de descarga, se destruye el ADN de los virus, bacterias y protozoos, que causan enfermedades por ingestión. La radiación ultravioleta que existe bajo el sol también puede ser utilizado de esta manera. Un método casero y rápido para la desinfección del agua, por ejemplo, es verter un poco en una botella de plástico transparente, airear por agitación y luego colocarla al sol durante seis horas.

Ahora un grupo de empresas alemanas como KACO, una empresa de energía solar, ha perfeccionado el sistema, desarrollando un sistema de purificación a escala industrial, impulsado por energía solar que elimina hasta los contaminantes químicos.

El primero de sus dispositivos se ha construido como proyecto de demostración en el Centro Aeroespacial Alemán en Lampoldshausen. Esta organización, que estaba entre el grupo de promotores, quería limpiar el agua que utiliza para enfriar sus motores experimentales. Esta agua de refrigeración, inevitablemente se contamina tanto con el combustible de cohetes, como con sustancias producidas por la combustión de combustible.

El método que los investigadores utilizan para impulsar la acción limpiadora de los rayos ultravioleta, es añadir un catalizador activado por la luz de los efluentes. El resultado ha sido positivo, utilizando dos tipos: uno para el agua muy contaminada y uno para el agua poco contaminada.
Para el agua que contienen graves contaminantes industriales, al igual que en Lampoldshausen, se usa sulfato de hierro como catalizador y se añade una pequeña cantidad de peróxido de hidrógeno y ácido sulfúrico para ayudar en el proceso. Así tratada, el agua es bombeada a través de tubos de vidrio transparente en un reactor solar de 49 metros de largo. En una serie compleja de reacciones, una de las cuales se promueve por la luz ultravioleta, el hierro reacciona con el peróxido de hidrógeno y otros de la propia agua para producir un poderoso agente oxidante conocido como radicales hidroxilo. Éstos destruyen las moléculas contaminantes. Una vez que el agua se ha limpiado, el ácido se neutraliza y se precipita el óxido de hierro, que luego puede ser recuperado y reciclado, dejando el agua lo suficientemente pura para verter en un río.

Para el agua muy contaminada, se utiliza un equipo similar, excepto que los tubos de vidrio están recubiertas con dióxido de titanio. Esta sustancia es un semiconductor, lo que significa que cuando los electrones (que tienen carga negativa) se liberan de su estructura cristalina, generan cargas positivas que reaccionan como potentes oxidantes. El sistema del dióxido de titanio, que todavía está en desarrollo, podrían purificar el agua hasta el punto que podría ser apta para beber.

El sistema de sulfato de hierro en Lampoldshausen, mientras tanto, es capaz de tratar 4.500 litros de aguas residuales en una o dos horas. Sería incluso más eficiente en los días más calurosos, y se espera que se converta en líder de mercado para este proceso, que KACO ha comenzado a producir bajo la marca RayWOx.
El Centro Aeroespacial Alemán reconoce que RayWOx será bueno para la eliminación de determinados agentes contaminantes que son particularmente difíciles de eliminar, por el momento, en particular los antibióticos, los medios de contraste para rayos X y las hormonas. KACO, por su parte, afirma que será capaz de suministrar el sistema completo con células fotovoltaicas para alimentar tanto la electrónica de control y las bombas, lo que no sólo resultará económico para operar, sino también medioambientalmente, por resultar una depuración accionada por completo por el sol.


Fuente: The Economist

6 comentarios:

Santi Benítez dijo...

Sé que sabrá disculpar mi ignorancia, Don Andrés, pero me ha despertado la curiosidad con respecto al tratamiento de aguas residuales para su consumo.

Entiendo que se refiere al tratamiento de aguas contaminadas por uso industrial, que es un gran problema en occidente y China, pero, digámoslo así, mi curiosidad va más por el derrotero del tratamiento de aguas residuales o de aguas no aptas para el consumo, que es el gran problema de gran parte del África Subhariana. El procedimiento no parece complicado, o por lo menos no tal y como lo explica, y, por lo que dice entiendo que no es caro.

Ôo-~

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola amigo:

Me ha gustado eso de la lámpara de descarga y lo de la exposición al sol.

Este método no valdría para destilar a nuestros políticos y responsables institucionales.

Me gustaría darles unas cuantas descargas con esas lámparas y exponerlos al sol durante 6 horas diarias a ver si se despellejan y, al mutar de piel, se destilan.

El futuro está lleno de posibilidades, tenemos que empezar a confluir para conformar la alternativa. La partitocracia actual no vale ni para estar escondida.

Recibe un abrazote amigo y gracias por ilustrarnos sobre este interesante tema.

ElSrM dijo...

Al final se van descubriendo unos usos para lo solar que nos van dejando boquiabiertos. Energía infinita, más que nosotros, de la cual provenimos y de la que directa e indirectamente nos alimentamos, que hemos tenido siempre ante las narices...

Entre ud. y Dº Helios, le añaden un perfil técnico al grupo SeR que resulta enriquecedor.

Propongo este escrito para el próximo resumen semanal ;-)

Cordialmente,

innopolis dijo...

Hola amigos:
pues mira dialéctico, que puede ser que sea a nosotros a quienes nos quiten el pellejo, mañana cuando anuncien los recortes.
Es curioso, en mi tierra, quitar el pellejo es sinónimo de explotación, de abuso por parte del patrón... había olvidado esos términos, pero creo que se volverán a utilizar.
Pues sí Santi, SrM, en realidad, la depuración de aguas no encierra secretos, y esta medida nace porque en Europa, las aguas superficiales están más contaminadas, además de existir una mayor conciencia medioambiental, en el sentido de apoyo a la creación de patentes, que permiten depurar las aguas que caen sobre el asfalto de las autopistas, para eliminar hidrocarburos.
Esta tecnología podría añadir una solución a las urbanizaciones aisladas, o individuales, eliminando el impacto de los vertidos.
Gracias por vuestros comentarios.

Helios dijo...

Innópolis, ¡qué bello es el Sol!

Sólo aclarar, para los interesados que se pierdan un poco en el texto, que el peróxido de hidrógeno es el agua oxigenada de toda la vida y que los radicales hidroxilos pueden provenir de la conocida sosa cáustica. Lo digo porque estas soluciones novedosas no tienen por qué implicar materiales o compuestos de ciencia ficción.

Estamos hablando como otras veces de un tandem indisoluble: agua-energía, que debe avanzar de la mano hacia un cambio de modelo.

Por último, sí son caros estas técnicas ... pero eso no es problema. Más caros eran los coches o las bombillas eléctricas y hoy las tienes en un Chino por cuatro céntimos. Lo que hace falta es creer y apostar por las nuevas tecnologías y apoyarlas con dinero para la investigación.

Saludos

Jordi dijo...

Los sistemas de depuración naturales no solo son muy útiles en poblaciones como Villamiel sino que también se pueden integrar paisajísticamente de maneras muy originales como en estos ejemplos de sistemas de fitodepuración originales.